martes, 24 de abril de 2012

" SERENADE" de SCHUBERT





                                                          

Cierro los ojos para escuchar tu serenata.
Me invade tu música como el eco imposible de lo no sucedido.
He imaginado la escena porque quiero hacerlo.
Invento un lugar y una emoción.
Me has tocado el corazón.
Es una melodía que me huele a tí.
Que me recuerda el olor de tu piel, la sonrisa en tu boca, tus manos que componen tristezas.
Has tocado tu serenata en mi última noche.
En esta que me asomo a la ventana del pasado. Sé que será la última vez que te vea bailando bajo la luna, incansable y loco retando al mar.
Escucho tu serenata en la playa de mis sueños.
Una ola llega y te traslada al fondo, para que te quedes ahí.
Eres ahora el rey de mis lágrimas, un Neptuno que gobierna a todas las criaturas sensibles que lloran.
Tocas tu melodía para mí  en esta última vez que te recuerdo.
Porque la sal me escuece, porque los ojos no quieren ya mirarte.
Te olvidaré para guardarte en un cofre oculto en el desván de mis sombras.

Mapa

Visitantes recientes