martes, 23 de julio de 2013

MARIAN IZAGUIRRE

Hoy tenemos con nosotros a Marian Izaguirre, escritora española. Ha publicado numerosos cuentos en antologías de prestigio y es la autora de varias novelas tales como "El león dormido", " La parte de los ángeles", y su última novela publicada hasta ahora " La vida cuando era nuestra".

MARIAN IZAGUIRRE



Marian Izaguirre nació en Bilbao y ahora reside en Madrid, en una casa donde se van acumulando amigos, libros y buena música. Licenciada en ciencias de la información, ha desarrollado tareas en el campo del periodismo y la publicidad, mientras se dedicaba a la escritura.

Hace veinte años vio la luz su primera novela La vida elíptica, que obtuvo el Premio Sésamo. Desde entonces ha publicado cinco novelas más y una colección de cuentos. Sus obras han sido galardonadas con distintos premios, entre los que se cuentan el premio Andalucía y el Ateneo-ciudad de Valladolid.

La vida cuando era nuestra es su novela más reciente.




1.- Hola, en primer lugar preséntate, ¿quién es Marian Izaguirre?  Queremos conocerte un poco.

Pregunta difícil, la verdad. Creo que soy una mujer que se empeña en ser feliz y procura también hacer felices a los demás, porque creo que la felicidad (como casi todo lo bueno) es contagiosa, se expande sin remedio. Soy estructuralmente independiente. Con bastante sentido del humor y carencias que intento suplir a base de esfuerzo.

 2.- ¿Cuándo sentiste “la llamada de la escritura”?, es decir ¿cuándo comenzaste a escribir?

Cuando me emocioné con la primera lectura, pero no puedo recordar cuándo fue eso. Creo que es ahí donde se forja un escritor. Yo recuerdo que escribí mi primer relato a los 12 años.

 3.- ¿En que género te sientes más cómoda escribiendo?

Ahora en novela. Pero siempre he sentido una gran atracción por el cuento. Durante años he escrito una novela y un libro de relatos a la vez.

 4.- ¿Por qué?

El cuento es la historia que narra, la que vemos de manera explícita,  y además todos esos espacios en off, es decir, lo que se intuye  y está oculto, pero presente. El cuento es matiz, insinuación, exacta medida…

 5.- He tenido la suerte de leer tu novela “La vida cuando era nuestra”. ¿Cómo surgió la idea de escribirla?  Háblanos un poquito de esta.

La idea surgió de una anécdota que me contaron. Luego me fui a casa y la idea se me implantó en la sangre como si me hubieran hecho una transfusión. Suele ser así. Tengo una amiga que cuando viene a casa mira la mesa en la que trabajo, ve los recortes de periódico, las imágenes o los libros amontonados sobre ella y dice: a ver ¿de qué escribes esta vez?

 6.-  Una pregunta indiscreta, ¿cuál prefieres de tus dos protagonistas femeninas,  Alice o Lola? ¿O quizás Rose?

Yo me siento identificada con la socarronería de Alice, con su forma de hacer las cosas, esa tenacidad resistente y poco dada a rendirse, ese buscar soluciones donde no parece haberlas.

 7.-  Al leer tu novela, nos sentimos transportados al pasado de Rose, melancólico por una parte y lleno de iniciación por otra, Porque ella ha nacido con el siglo XX, respira su época, crece y madura con este.

¿Por qué elegiste este período de tiempo para tu novela?

No lo había pensado, pero creo que por mi abuela, gracias a ella y un poco como homenaje. Es la época que yo no conocí, pero me llegó a través de sus historias, imágenes que se te cuelan en la conciencia y que vienen de otro tiempo, ya sabes, la magia de la trayectoria oral.

 8.-  ¿Con que parte de la novela te sentiste más a gusto escribiéndola, con el presente de Lola y Alice, o con el pasado de Rose?

Mi hija, cuando le conté de qué iba la novela me dijo: ah, ya… pero cuando hay dos historias uno siempre acaba prefiriendo una de ellas. Y como me pareció que era cierto y que a mí como escritora me pasaba también, que me sentía más cómoda siempre en uno de los dos relatos paralelos, decidí esforzarme esta vez en que ambas historias, la Lola y la de Rose fueran al unísono en cuanto a intensidad.

 9. -Y de los personajes masculinos tu preferido es…

Owen Lawson, quizá. Complejo, emocional, generoso e imperfecto. Un secundario de lujo.

 10.- “La vida cuando era nuestra “¿qué lugar ocupa entre el resto de tus novelas? ¿Crees que es la mejor? ¿Es o no tu preferida?

La última siempre es la preferida. Pero esto es como con los hijos: una nunca podría decir que quiere más a uno que a otro, solo puede reconocer que son diferentes.

 11.-  ¿Y cuáles son tus proyectos literarios futuros?, ¿Quizás alguna novela en ciernes? Si es así, adelántanos algo por favor.

Escribo ya una nueva novela, sí. No me gusta adelantar nada, pero sí puedo decir que me estoy enamorando de una ciudad europea.

 12.- ¿Crees que el escritor nace o se hace?

Esto soy incapaz de saberlo. Creo que el escritor nace después de haber leído lo suficiente.

 13.- ¿Sigues algún horario fijo para escribir o lo dejas para cuando te inspiren las musas?

No, tengo una gran disciplina que nace de la motivación, desde luego. Ya sabes lo que decía Picasso: la inspiración existe, pero tiene que pillarte trabajando.

 14.- ¿Y alguna manía en especial a la hora de ponerte a escribir?

El silencio. Ese gran prodigio que te permite escuchar lo que piensas.

 15- ¿Qué piensas del funcionamiento del mundo editorial?, ¿cómo ves el presente del autor novel? ¿Hay que tener suerte,  talento o ambas cosas?¿Perseverancia, trabajo?

Has tenido la grata experiencia de haber visto publicadas varias novelas tuyas,  ¿qué crees que es necesario para que un autor novel triunfe?

Todo a la vez. Y aún así, a veces tarda demasiado.

 16- ¿Y el futuro de los libros? ¿Qué piensas de las nuevas tecnologías, de los lectores electrónicos, de Amazon, etc., etc.? ¿Crees eso que dicen de “la muerte del libro en papel”?

Yo creo que un objeto que lleva una existencia que viene desde la más remota antigüedad, cuando los hombres escribían en piedras, en tablas o en rollos de papiro, no puede desaparecer. La amenaza es grande, desde luego, pero los libros son un buen invento.

 17.- ¿Por cierto, tú  qué prefieres leer libros en papel o en formato electrónico?

Yo leo en papel. Me gusta todo de los libros, desde la cubierta, hasta el tacto y el olor.

 18.- ¿Cuales son tus autores preferidos?

Tantos… Puedo hacer una lista infinita y distinta según cambio yo y cambia mi vida.

 19.-  Ahora te voy a hacer una interesante pregunta ¿crees que lo más importante de un autor es que lo lean?  ¿O lo más importante es escribir sin necesidad de ser leído?

Las cosas importantes son diferentes para cada persona. Ahora bien, el complemento natural de la escritura es la proyección externa, es decir, que alguien te lea.

 20.- Por último danos unos consejos para el autor que empieza a escribir.

Lee, lee y lee. Creo que eso es todo.



Bueno, Marian, y ahora para conocer un poco más de ti, te voy a hacer el cuestionario de las 12 preguntas indiscretas.

EL CUESTIONARIO DE LAS 12 PREGUNTAS INDISCRETAS



1.- Dime un color

Amarillo.

2.- Dime una ciudad

Samarkanda en marzo, Varsovia en octubre, Vicenza en agosto, Buenos Aires en diciembre, Lahore en junio, Praga en abril… Ciudades anegadas de recuerdos.

3.- Dime un aroma

El jazmín.

4.- Tu libro preferido es…

Oh… Esto no puedo. A veces lo intento, pero no puedo.

5.- ¿Qué prefieres el Sol o la Luna?

El sol. Ahora el sol.

6.- Si pudieras viajar al pasado, ¿en que época te hubiera gustado vivir?

En el siglo XX, en la década de los 70. Como en un bucle, una y otra vez, sin sobrepasarlos nunca. Y te diré por qué: una vez, cuando cayó la Unión Soviética, a un viejo dirigente político le preguntaron qué época prefería, si la del comunismo o la de la prestroika. Y dijo que prefería la de antes. Cuando le preguntaron por qué –creyendo que haría un alegato del antiguo régimen- el hombre respondió: porque entonces las mujeres eran más jóvenes.

Pues a mí me pasa algo parecido, que me gustan los 70 porque era tan, tan joven, que todo me parecía posible.

7.- ¿Qué prefieres el blanco o el negro…o los infinitos grises?

Yo lo prefiero todo en color.

8.- Dime un personaje histórico que te fascine.

Tengo un buen racimo, la verdad. Pero soy poco mitómana.

9.- Lo que más admiras es…

La integridad personal. El espíritu crítico. La valentía de defender aquello en lo que crees. La imaginación. La inteligencia personal y social. La capacidad de adaptación, de consenso y de intercambio. El saber ponerse en la piel del otro.

10.- Lo que más detestas es…

Las mentiras y las trampas. A los tramposos.

11.- ¿Cómo te gustaría que te recordarán  cuando ya no estés en el mundo?

Como alguien estimulante.

12.- Por último,  la inevitable pregunta que lleva siglos atormentando a la humanidad, y lo que seguirá… ¿Qué fue primero: la gallina o el huevo?

Uff…





Muchas gracias Marian, agradezco mucho tu colaboración. Me ha encantado conocerte un poquito más, y seguro que a nuestros lectores igualmente. Pero no quisiera acabar esta entrevista sin  que te despidieras con unas palabras para todos.

El mundo es mejor con libros. No sé si estáis de acuerdo, pero yo no podría vivir sin ellos.



             --------------------------------------------------------------









3 comentarios:

  1. Gracias a ambas por la entrevista. Me ha gustado eso de que su manía a la hora de escribir sea el silencio, para "escucharse" mejor. Un ejercicio que deberíamos realizar todos los días un poquito (escucharnos y escuchar).

    Aún no he leído "La vida cuando era nuestra" porque estoy muy influida por las buenas críticas y prefiero leerlo más despegada de tanta expectativa. Pero lo leeré.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Estupenda entrevista Pilar, tengo muchas ganas de leer "La vida cuándo era nuestra"
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho esta entrevista, la encuentro diferente a las demás, has entablado un diálogo directo con la autora sobre su libro y sus personajes. Coincido con ella en esa necesidad de "silencio" para escribir, es por eso que escribo por las noches especialmente. Te felicito Pilar porque tu entrevista ha construido junto a las respuestas de Marian Izaguirre una bonita semblanza de la autora. Besos.

    ResponderEliminar

Mapa

Visitantes recientes