viernes, 31 de mayo de 2013

FRANCISCO ARSIS CAEROLS


Hoy tenemos con nosotros, a Francisco Arsis Caerols, un escritor novel que nos ha sorprendido muy gratamente con su primera novela, " El pasajero del tiempo".


FRANCISCO ARSIS CAEROLS


Francisco Arsis Caerols (Alcoy 1966)
Funcionario público de la Sanidad. Desde la infancia siente el impulso de la lectura y de la escritura, prefiriendo los cuentos y relatos cortos.
Finalista en 1998 del IV Certamen ‘Milagros García Blanco’, de Almansa (Albacete).En 2004 colabora en el periódico ‘Prensa y noticias’ y en la revista ‘Dos o tres fulls’.
Ha participado con sus relatos en las revistas ‘Zafra cultural’ y ‘Voces’. Además de ver sus cuentos publicados en distintas páginas web como: ‘Valvanera.com’, ‘Margen cero’, ‘Extrasensorial’ o ‘Me gusta leer’, entre otras.
También ha publicado varios artículos en la revista alcoyana “ De fil de vint”. Participando además en las webs “ Canal-Literatura” y  “Ciberanika.com”, hoy en día de pleno reconocimiento en el ámbito cultural.
En julio de 2011 escribe el prólogo del cuaderno de poemas «Sinfonía par un ser», de la autora colombiana Bernal Acevedo.
 En 2012 publicó su primera  novela “El pasajero del tiempo”
Blog del autor:  http://franciscoarsis.blogspot.com
Sitio web oficial:  http://frarsis.wix.com/webautor
página facebook novela: https://www.facebook.com/pages/El-pasajero-del-tiempo/288745601180512

 


1.- ¡Hola, Francisco! En primer lugar, preséntate: ¿quién es Francisco Arsis Caerols?

Es una persona sencilla aunque a la vez un alma inquieta que siempre ha deseado involucrarse en actividades culturales que le hicieran sentirse satisfecho consigo mismo y con la vida.

2.- ¿Cuando sentiste “la llamada de la escritura”? Es decir, ¿cuándo comenzaste a escribir?

 En la época del instituto descubrí que me atraía escribir artículos para los eventos culturales que se realizaban. Me preocupaba mucho por recabar toda la información posible para ofrecer un texto atractivo a la vez que riguroso, y desde entonces tuve claro que algún día se convertiría en una de mis aficiones principales. Lo que no nunca imaginé es que llegaría a ser la más importante. Con el tiempo llegaron las publicaciones de relatos y artículos para revistas y, posteriormente, las colaboraciones en el ámbito digital. Un día decidí que había llegado el momento de escribir una novela, y aquí está el resultado.

3.-¿Y en qué género te sientes más cómodo escribiendo?

Ahora mismo en la novela, sin lugar a dudas. Empecé con los cuentos y relatos, pero terminó atrayéndome más la narración extensa. En cambio, el género lírico se me resiste. Sinceramente, creo que no poseo la chispa necesaria para escribir un poema, por eso valoro enormemente a los poetas que son capaces de plasmar tantas emociones, sentimientos y/o sensaciones en sus escritos. Uno de mis tíos, misionero en la India durante los años cincuenta, solía publicar unos poemas increíbles y siempre le he tenido una gran admiración. Lo cierto es que debo de haber heredado las aficiones culturales que poseo de mis ascendientes familiares, pues está repleto de personajes muy curiosos, desde la persona que acabo de mencionar hasta una tía abuela beatificada cuya vida se centró en una actividad apostólica y cultural casi absoluta, pasando por otro tío abuelo escritor de novelas del oeste (en la época de Marcial Lafuente Estefanía), y terminando por otro tío que no solo fue un excelente púgil sino también una persona cuyas motivaciones culturales eran infinitas.

4.- ¿ Crees que el escritor nace o se hace?

Pienso que lo más importante, es decir, la imaginación y la capacidad para transmitir sentimientos y emociones es algo que se lleva dentro (o se tiene o no se tiene). Sin embargo, creo también que un escritor completo se hace o llega a serlo de verdad con el largo transcurso de los años. Por mi parte, no me considero un escritor, algo que me parece una palabra de mucho peso; como mucho yo sería algo así como un contador de historias, por supuesto con ilusión e intención de lograr entretener al lector en todo momento.

5.- ¿Sigues algún horario fijo para escribir o lo dejas para cuando te inspiren las musas?

 Procuro ser constante y por ello dedico cada día un tiempo para escribir, habitualmente un par de horas como mínimo. Y no importa si me llega la inspiración o no, ya que las ideas las tengo siempre en la cabeza.

6.- "El pasajero del tiempo" se podría encuadrar dentro del género de ciencia-ficción porque plantea un tema que siempre nos ha interesado: los viajes en el tiempo. En el caso de tu novela, son los viajes al pasado. Pero también es una novela de amor e histórica. Háblanos un poco de ella, ¿de dónde sacaste la idea para escribir esta apasionante historia?

Tanto la segunda mitad del siglo XIX como el primer tercio del siglo XX siempre me han fascinado, así que tenía claro desde un principio que, si alguna vez escribía una novela, debía girar en torno a esa época. De la misma forma ocurre en buena parte de mis relatos, basados principalmente en personajes históricos de aquellos tiempos. Consciente de que la novela histórica resulta a veces insufrible para buena parte de lectores (aunque también cuenta con adeptos apasionados entre los que, por descontado,  yo me incluyo), traté de combinarlo con una aventura romántica y una parte fantástica o de ciencia-ficción (según como lo queramos ver). Estaba convencido de que manejando diversos subgéneros narrativos acabaría atrayendo a mayor número de lectores. De esta manera, quien no se sintiese seducido por la parte histórica bien podría hacerlo por el romanticismo que la envuelve o, por qué no, decidido a sumergirse en su lectura gracias al juego que pudiera dar la temática fantástica. En cualquier caso, la idea de esos viajes en el tiempo surgió gracias a unas pocas revistas ilustradas que mis abuelos guardaban en su biblioteca y por las que yo me sentí subyugado desde bien pequeño.  Al observarlas con detenimiento, imaginaba lo que podría experimentar si fuese capaz de introducirme dentro de aquellas apasionantes fotografías en blanco y negro, inmerso en una vida tan diferente de la que yo conocía. 

 

7.– He tenido la suerte de leer tu novela, y me quedé asombrada de tantos datos históricos y de personajes famosos que abundan en ella. ¿Te costó mucho tiempo documentarte?

Puedo asegurar con franqueza que así fue. Además, hay que tener en cuenta el rigor histórico que la trama de la novela exigía por sí misma, dado que hablamos de supuestos viajes a través del tiempo. Era importante convencer al lector de que el personaje principal estaba teniendo realmente aquella inimaginable experiencia, de ahí la importancia en cuanto a la veracidad de los hechos que el protagonista iba a terminar observando con sus propios ojos.

 8.- Tengo ganas de hacerte esta pregunta, y no me engañes, por favor. Francisco, ¿no serás un viajero del tiempo, verdad?
¿Qué opinas de este tema? ¿Crees posible que algún día puedan realizarse?

Me agrada enormemente que me hagas esta pregunta, y que esa duda incluso surja en tu mente, ya que es precisamente lo que pretendo que suceda en cada lector que acabe sumergido en la novela. Pero, bien mirado… ¿por qué no podría ser posible algo así? Lo que sí puedo decir es que no me cabe la menor duda de que es posible viajar en el tiempo. Yo podría incluso ir más allá, es decir, que hasta los extraterrestres podrían ser en realidad pasajeros del tiempo que nos visitan y nos estudian constantemente, como meros observadores. En cualquier caso, si hay algo incuestionable es que los científicos no dejan de investigar y ofrecer hipótesis o teorías que demuestren la posibilidad de viajar a través del tiempo. ¡Quién sabe si la máquina del tiempo no está ya inventada! Otra cuestión sería que hoy por hoy no pudiese ser todavía construida. Como ves, nos encontramos ante un tema de debate muy sugerente.

 9.- ¿Y qué futuros proyectos tienes en mente? ¿Piensas escribir otra novela y sobre qué tema? Cuéntanos…

Tengo varios textos empezados y algunos incluso algo avanzados, pero como parece que “El pasajero del tiempo” ofrece mucho juego, he terminado preparando una segunda parte de la novela. Solo espero que esté lista algún día, aunque para eso necesito tiempo (nunca mejor dicho), y esfuerzo. Ojalá la tuviese acabada antes de que finalice este año. No obstante, deseo aclarar para aquellos que todavía no hayan leído la novela, que la historia se cierra y tiene un final, lo que no implica que no se pueda reabrir como finalmente deseo que suceda.

10.- ¿Qué piensas del funcionamiento del mundo?,  ¿cómo ves el presente del autor novel?

Más difícil que nunca en los tiempos que corren, con las editoriales cada vez más exigentes dada la amplia oferta con la que cuentan y el miedo que tienen a arriesgarse con un autor novel, aunque siempre queda el recurso de la autoedición. Por ello, cada autor debe estar seguro de lo que quiere hacer en uno u otro sentido. En ocasiones no queda más opción que ésta última, de ahí que el autor termine lanzándose por sí mismo, para bien o para mal. En mi caso, he tenido que esperar varios años para que una modesta editorial se decidiera a publicar la novela.

 11.- ¿Y el futuro de los libros? ¿Qué piensas de las nuevas tecnologías, de los lectores electrónicos, de Amazon, etc., etc.? ¿Crees eso que dicen de “la muerte del libro de papel?

No creo en absoluto en la muerte del papel, porque un libro dedicado siempre tiene un valor muy especial,  y ya no solo si está firmado y dedicado por el autor, porque debemos tener en cuenta que también lo firman y dedican aquellas personas que se lo regalan a otras. Además, el libro de papel es motivo de colección, y pienso que nunca podrá ser lo mismo coleccionar en digital. Puede que con el tiempo se edite bastante menos en papel, pero no creo que jamás desaparezca esta opción. De todas formas, ambos soportes son igualmente atractivos, y por eso yo no me decanto ni por uno ni por otro.

 12.- Por cierto,  ¿tú qué prefieres, leer libros en papel o en formato electrónico?

En papel, sin lugar a dudas. No puedo acostumbrarme al soporte digital, por mucho que me he empeñado. Como último recurso no lo descarto pero si tengo la oportunidad de leer en papel no lo cambio por nada. Puede parecer una tontería, pero para mí es tan importante el tacto del libro, el olor que desprenden las hojas, el instante en que pasas de una hoja a otra… En serio, no hay color.

13.-¿Cuáles son tus autores preferidos?

 

Voy a decir cinco: Gary Jennings, Ken Follett, Dan Brown, Robert Graves… y un español, Miguel Delibes.

 14.-  Ahora te voy a hacer una interesante pregunta, ¿crees que lo más importante de un autor es que lo lean?, ¿o lo más importante es escribir sin necesidad de ser leído?

No vamos a engañarnos con eso. Toda persona que escribe algo y lo difunde espera ser leído, aunque es cierto que no tiene porqué ser lo primordial para dicha persona. A veces la satisfacción de haberlo publicado puede ser lo más, y puedo decir que a mí me ocurrió. Después sí, te queda la esperanza de que tengas lectores, cómo no. Pero siempre habrá quien escriba para sí mismo o por el placer de hacerlo, de sentir que hace algo que le agrada aunque luego no quiera o no pretenda divulgarlo de ninguna de las maneras.

15.- Por último, danos unos consejos para el autor que empieza a escribir.

¡Pero si los consejos los tendría que recibir yo! Lo único que puedo decir es que cuando se lance a ello, que lo haga con el corazón y convencido de sentir profundamente al 100 % todo lo que escribe. El resto es cuestión de trabajo y esfuerzo, algo que siempre está en nuestras manos.

 
Bueno, Francisco, y ahora para conocer un poco más de ti, te voy a hacer el cuestionario de las 12 preguntas indiscretas.


EL CUESTIONARIO DE LAS 12 PREGUNTAS INDISCRETAS

 
1.- Dime un color.

Azul marino.

2.- Dime una ciudad.

Alcoy, mi tierra, y no podría decir otra.

3.- Dime un aroma.

Jazmín.

4.- Tu libro preferido es…

Yo, Claudio + Claudio el dios y su esposa Mesalina, ambas obras de Robert Graves.

5.- ¿Qué prefieres el Sol o la Luna?

No tengo preferencia por ningún astro, es la verdad.

6.- Si pudieras viajar al pasado, ¿en que época te hubiera gustado vivir?

Es fácil imaginar… ¡a la misma de la novela!

7.- ¿Qué prefieres el blanco o el negro…o los infinitos grises?

Blanco y negro, con diferencia.

8.- Dime un personaje histórico que te fascine.

Me fastidia repetirme, pero me quedo con “Tiberio Claudio César Augusto Germánico”, más conocido como Claudio, cuarto emperador romano de la dinastía Julia-Claudia.

9.- Lo que más admiras es…

La calidad como ser humano, única y exclusivamente.

10.- Lo que más detestas es…

Incontables: Vanidad, egoísmo, cinismo, hipocresía…

11.- ¿Cómo te gustaría que te recordaran  cuando ya no estés en el mundo?

Al menos, como alguien que intentó ser la mejor persona posible.

12.- Por último y la inevitable pregunta que lleva siglos atormentando a la humanidad, y lo que seguirá… ¿Qué fue primero: la gallina o el huevo?

Alguien tuvo que crear una gallina que pusiera huevos, ¿no? Quizá la naturaleza misma se encargó de ello.

 

Muchas gracias Francisco, agradezco tu colaboración. Me ha encantado conocerte un poquito más, y seguro que a nuestros lectores igualmente. Pero quisiera que te despidieras con unas palabras para todos.

Sólo agradecer de corazón a todos aquellos que hayan leído la novela y, cómo no, a ti por tu decisión de entrevistarme y el apoyo incondicional que siempre me has prestado. Igualmente espero que los lectores se animen a leer la novela algún día y puedan así sentirse "pasajeros del tiempo".



                     ----------------------------------------------------------------

 

 

 

 

 

1 comentario:

  1. Una entrevista muy interesante. Me gusta sobre todo el cuestionario de las 12 preguntas indiscretas. El libro no he tenido oportunidad de leerlo, pero espero poder hacerlo pronto.

    ResponderEliminar

Mapa

Visitantes recientes